hace
días
horas
minutos
se clausuraron los Juegos

Estás en: Juegos Deportivos NacionalesIr a Juegos Paranacionales

Lina, la destreza y elegancia de una campeona

nov 19, 2015
Se acercaba el mediodía en Ibagué y la lluvia iniciaba a caer con fortaleza en las calles de la capital tolimense. Las gimnastas de Boyacá preparaban sus trusas para una de las presentaciones más esperadas en el último tiempo, la de los Juegos Nacionales.
 
Rumbo al escenario parecía caerse el cielo con la tormenta. La tensión de las gimnastas era evidente, pero en uno de los puestos del microbus que conducía a la delegación de Boyacá estaba Lina Dussan. Su tranquilidad era un contraste con el ambiente de sus compañeras. La experiencia quizás le daba la solvencia para evitar la intranquilidad propia de la presión.

Ya en el escenario, el coliseo del colegio Champagnat, la humedad se sentía en la pedana, lo cual era motivo de preocupación para Lina, “El clima estuvo un poco en contra, por el aparato de cinta, yaque la humedad, el calor, el frío, todo eso hace que la cinta esté un poco mojada y es bastante difícil manejarla así”, concluyó la gimnasta luego de realizar una de sus pruebas.
 
Los cuatro aparatos de aro, cinta, balón y masas, fueron las pruebas para ella y sus compañeras de Boyacá. Al final de las pruebas el resultado fue exitoso y la lluvia fue dorada para las favoritas que no desentonaron y con la coordinación suficiente se ubicaron en lo más alto del podio.
 
Lina tiene 17 años y una decena de ellos han sido dedicados a la gimnasia rítmica, una pasión que empezó en el colegio Isaac Newton de la capital de la República. En esta institución educativa recuerda que era “muy inquieta y  bastante hiperactiva”, razón por la cual los profesores les sugirieron a los padres de la niña que la “pusieran en algún deporte y fue así como se llegó a la liga de gimnasia de Bogotá”.
 
Una de las claves para ser una buena gimnasta es contar con elasticidad suficiente para realizar los movimientos pertinentes durante las pruebas. Lina cuenta con las capacidades para elevar sus extremidades inferiores hasta el punto máximo. Su parte ósea parece de goma y su flexibilidad la hacen ver elegante en el escenario al ejecutar cada paso rítmico.
 
Sus compañeras la llaman por su nombre. Hasta el momento nadie ha puesto un apelativo para sus destrezas. Tener un apodo no la enoja y agradece todos los elogios brindados.
 
Al término de la jornada fructífera en la parte individual y grupal, Lina salió con su delegación mirando y agradeciendo al cielo, que durante el día estuvo oscuro y húmedo, pero en la noche fue cubierto por la lluvia de oro para una de las mejores de la gimnasia rítmica de Colombia.


Prensa Coldeportes - Acord

Lista items

Desarrollado por