hace
días
horas
minutos
se clausuraron los Juegos

Estás en: Juegos Deportivos NacionalesIr a Juegos Paranacionales

Mariana repitió, Oquendo perdonó

nov 20, 2015

El BMX se cerró con más emociones de las pronosticadas

 

Mariana Pajón
ganó su segundo oro en los Juegos Nacionales en la prueba lanzada del BMX, mientras que en varones el oro fue para Santiago Marín, de Caldas, aunque Carlos Mario Oquendo vivió un capítulo especial.
 
La pista de BMX de Ubaté, Cundinamarca, cerró sus actividades correspondientes a los Juegos Nacionales con las medallas de oro para la antioqueña Mariana Pajón y el caldense Santiago Marín en la prueba lanzada ‘ring 20’ de ambas ramas.
 
En damas, Mariana Pajón, con un tiempo de 31.194 segundos, repitió título debido a que el día anterior se había impuesto en la contrarreloj. Entre tanto, la también antioqueña Estéfania Gómez, con 32.964, se llevó la plata, hecho para resaltar si se tiene en cuenta que 24 horas antes había salido de la pista en ambulancia tras una aparatosa caída. El bronce se lo adjudicó la risaraldense María Camila Londoño con 33.750.
 
Sin embrago, el drama, las emociones y hasta la polémica, estuvieron en la rama masculina con dos figuras del pedalismo nacional que pelearon codo a codo hasta el tramo final y que paradójicamente no quedaron ni el podio.
 
Se trató del duelo entre el capitalino Carlos Ramírez y el antioqueño Carlos Mario Oquendo. Ramírez cruzó la meta en el primer lugar, pero los jueces lo descalificaron por considerar que tras la última curva del trazado hizo caer con intención a Oquendo, quien terminó afuera de pista.
 
Sin embargo, el incidente no pasó a mayores ya que el propio Oquendo le restó importancia al hecho considerando que “así es este deporte, aunque venía encaminado hacia el oro hasta que se presentó la lamentable acción”.   
 
Finalmente, el oro fue para Santiago Marín, de Caldas, con 35.092. La plata para Andrés Arenas, de Antioquia, con 35.827. Y el bronce para José Luis Díaz, de Bogotá, con 36.071.


Prensa Coldeportes - Acord
Desarrollado por